Yo se que el título es medio contradictorio, pero tiene una raíz que me parece interesante compartir con el que quiera leer:

Hoy por la tarde venía conduciendo mi auto, rumbo de mi trabajo al gimnasio (si, estoy yendo al gimnasio, hurra! por mi). En cierta cuadra, frente a cierta gasolinera, suele ponerse a pedir un anciano. Su tez es bastante morena, en su piel se nota que es por la inclemencia del sol, quizá se vea más viejo de lo que realmente es… me imagino eso por todo el humo y la mala vida que debe llevar (en el sentido de difícil). Padece lo que hoy llaman ‘capacidad especial’ no se porque le pusieron así pero así le llaman, la verdad es que el señor es cojo, le falta su pierna derecha. Sortea los carros que pasan con unas muletas derroídas y que señalan las horas que pasa parado entre lo buses y carros que expiden humo negro y dañino. En su brazo izquierdo cuelga una cebadera, posiblemente para cargar sus pocas pertenencias, espero yo que algo de agua, y si es posible, algo de comer.

Me gusta pensar que Dios hizo que yo parar justo a su lado. Tengo q ser sincero, de primera impresión cuando le vi de reojo, le quité la mirada, sentí algo de repulsión la verdad… Quizá muchos hubieran o han tenido la misma reacción, y parece normal eso. Ignorarle cuando llegue a tu ventana pidiendo una moneda. Subir el vidrio para no oir lo que te dice. Avanzar un poco para que ‘entienda’ que no le darás nada.

Yo suelo dar unas monedas cuando puedo, o más bien cuando tengo ganas. Usualmente se las doy a viejecitas, o a niños que causen ese deseo en mi, porque también me da cólera el saber que los papás los mandan a pedir dinero a veces para mantener los propios vicios de los padres. Como repito, suelo hacerlo, pero lo hago como para decir ‘no me moleste’ o ‘hacer la obra de caridad del día’, u otra burda razón mía, pero esta vez fue diferente, cuando estaba a la par del señor vi en sus ojos angustía, vi dolor, vi deseo, vi necesidad… sabía que habían monedas en uno de los depósitos de la consola, metí la mano, salieron a penas 8 centavos, tres monedas de centavo y una de cinco. Quise extendérsela, pero me pareció demasiado, demasiado poco… El semáforo dio verde, yo era el primero en la fila, apresuradamente metí otra vez la mano y alcancé una moneda de 10 centavos, se las dí. Eran 18 centavos de dólar, el equivalente de lo que era un colón con diecisiete centavos de colón.

Cuando saqué la mano para dárselos, le vi a los ojos, la verdad no creo que haya visto las monedas en el momento, mucho menos las haya contado y haya sabido cuanto era. Pero cuando las dejé caer en su arrugada y maltratada palma de la mano, sus ojos se llenaron, pareció un alivio, como una descarga de revitalización en su faz… Empecé a avanzar, y tras sus ojos brillando y una sonrisa que dejaba ver los lugares donde una vez hubieron dientes, escuché una letanía. No se si se la repite a cada persona que le da monedas, pero me agradeció, y me bendijo, y bendijo mi camino.

Mi auto por la inercia comenzó a avanzar, mientras, el señor seguía esbozando palabras de agradecimiento que ya no escuche. Ya un par de metros adelante cuando recapacite que es lo que acababa de suceder me arrepentí de no haberle sonreído bien, y haberle dicho algo. Me dolió el haberme ido antes que terminara de decir lo que tenía que decirme. Me arrepentí de no haberle dado todas las monedas que había allí, o hasta haber sacado el único dólar que tenía en mi cartera y dárselo. Espero que esté mañana. Espero quedar de primero. Espero poderle dar algo de comida.

Me parece increible, pero 18 centavos de dólar sí consiguen felicidad, por lo menos en un momento. No, no la de él. La mía, porque me siento feliz de haber podido ayudarle en algo a ese señor.

Anuncios

Acerca de keyboardphd

* no pretendo ser gracioso, solo ameno * hablo rápido cuando me pongo nervioso * me tardo en contestar por el msn, pero siempre contesto * patológicamente condecendiente * victima de la pena ajena * pésimo recordando fechas * soy buenisimo escuchando (independientemente del hecho q me este kedando sordo) * trato de ser sincero, leer bien.. TRATO! * busko a Dios, a veces siento q me huye pero naaaaa... q hacer... igual PRAISE THE LORD! * me fascinan los carros y cualquier cosa que se mueva * tengo un chuchito q adoro y molesto en sobre manera * el aburrimiento no es una opcion * aficionado por los colores llamativos, las formas extranas y los movimientos estramboticos * no puedo ir al cine sin comer palomitas... es que si no, no siento que fui al cine * considero que la música calma a las bestias, empezando por mi. * no me gusta bailar, lo q no implica q no pueda, me podes invitar, pero lo voy a pnsar un buen rato. * mi madre de enseñó a ser educado, atento y servicial, no es que me salga de naturaleza realmente.... jeje =P * siempre he pensado que hay q vivir bajo una filosofía, aun sigo en la buskeda de una * creo fervientemente q la internet altera nuestras vidas, q los blog son una opcion de comunicacion, q todos deberiamos tener un sitio y q todo el mundo deberia revisar su correo x lo menos una vez al dia. keyboardphd@ :P

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s