Yo no se si del lugar de donde me leas existe un verdadero tráfico, pero no un par de automóviles que transitan lento, noooo estoy hablando de algo más grande… líneas de autos que avanzan dos o tres metros cada cinco minutos. Tráfico de ese que la gente se baja de sus autos, apaga el motor y tiene el tiempo de ir a la esquina, comprar algo de comer en el chalet de la esquina y regresar a su auto y todavía seguir esperando que avance la fila.

Hasta donde yo he visto éstos tapones tienen varios factores que los producen, agravan o reproducen en un final caso. Los hay desde los autos accidentados, pasando por la superpoblación vehicular y la mala distribución de las calles de la ciudad, aunando a que mi pueblo gusta de estacionar sus autos a ambos lados de las calles, coronado todo ésto con unos indeseables personajes conocidos como busero y microbuseros, dependiendo si son choferes de autobuses o de microbuses (la diferencia es el tamaño, aunque la agresividad y locura es la misma).

En lo personal he lidiado miles de veces con éstos entes del mal, tanto como pasajero de las infortunadas máquinas que pilotean, como transeúnte de los desagradecidos parajes en los que transitan, así como homónimo conductor en alguna de las vías que utilizan. En cada uno de esos escenarios he tenido encuentros dignos de contar, he aquí uno de cada uno:

historia de terror #1:

Un infortunado día tuve q dirigirme al centro de la capital a hacer una que otra forzada diligencia. Abordé el transporte con la esperanza de llegar algo rápido, sabía que a la hora que iba no había tráfico, además no habría mucha gente en el bus, así que esperaba que fuera un viaje tranquilo y cómodo… ñeeee ekkkk… ERROR!… Dejé pasar 4 microbuses porque venían repletas, pero cuando digo repletas no te crees una falsa sensación de ‘llenura’ porque no alcanza… si la gente no venía en el techo era porque no se podían subir del todo! más tarde me enteraría que acababan de matar a un motorista de esa ruta y la mayoría andaba en el entierro o en la vela o a saber, el problema era que no habían salido buses con la frecuencia acostumbrada, y había gente en resago. El cuento no es ese, el cuento es que yo pagué al cobrador (porque no es al motorista a quien se le paga, por lo menos no aquí) con un billete de $5 dólares, el pasaje valía $0.25 ctvs de dólar, por ende mi vuelto era de $4.75; la mayoría de estos individuos te hace mala cara si no tiene vuelto o te dice que no tiene o te pregunta si tenés monedas, pero él no me dijo nada, solo agarró el billete y se fue.

La verdad no me sorprendio, es usual que hagan eso, cuando te vas a bajar o un momento después llegan con el vuelto, pero nooo el tipete ese nunca me llegó con mi dinero. Al estar a un par de cuadras de mi destino me le acerqué y se los pedí, tóscamente me refunfuñó que para que la había dado un billete grande, que ahorita no tenía, que me esperara. Yo le repliqué que no lo podía esperar, porque estaba a dos cuadras de donde me iba a bajar. No me dijo nada. Yo asumí que había entendido y que me iba a juntar las monedas y a dármelo, pero no… segundo error del día, cuando me acerqué a la puerta y le volví a preguntar que si tenía mi vuelto me dijo que no, que ya me había dicho que me esperara, a lo que yo le dije que esa era mi parada, y me dijo que si quería esperarme que me bajara en la otra para ver si tenía vuelto. Ni modo, a esperar.

En la otra parada, al pedirle nuevamente mi dinero no me dijo nada sino que se perdió entre la gente que iba apuñada en el pasillo del colectivo, ya me había pasado dos cuadras. al llegar a un semáforo me volví a parar y a decirle, el imbécil me dijo que ya lo había artado y que era mi culpa por haberle dado un billete grande, algo le dijo al conductor que no entendí, se volvió a perder entre la gente queriendo cobrarles y me dejó hablando solo. Resignado a perder mis $4.75 le pedí al conductor que me parara en la siguiente esquina. No dijo nada. Tampoco se detuvo. YA ME HABÍA PASADO 6 CUADRAS.

Estaba claro. Me querían joder la vida. Hice un plan mental: la próxima vez que menguara su endiablada marcha, trataría de lanzarme de la unidad, valía ya el dinero o hasta un buen sentón que podría llevarme por tirarme de un automotor en movimiento… De repente comenzó a desacelerar y vi mi oportunidad. Abrí la puerta de la unidad y dispuse a dar mi mejor salto y correr un poco para contrarrestar la inercia sobre mi, cuando de repente un mano toco mi hombro y me extendió un billete de a cinco. Era el maldito cobrador que me devolvía mi billete al mismo tiempo que empujaba a un señor sobre mi espalda a modo de bajarnos del bólido.

Al final tuve que caminar 8 cuadras de mi destino original, aguantar una putiada de microbusero y una extraña ira impotente que te calienta las orejas. Vale la pena aclarar que en el trayecto de la caminada desde donde me dejó el maldito microbus hasta mi destino, me salió un marero y me quitó mis cinco dólares.

Historia de Terror #2

Cierto día cuando esperaba en una esquina a que cambiara el semáforo a rojo para poder cruzar una calle, vi a un Autobus que se acercaba a la esquina, me retiré unos dos pasos del cruce. Solo por precaución. De la puerta trasera del colectivo salían varios pasajeros. Por último se vió acercándose por la puerta a una señora de unos 33 años, morena, se veía de clase trabajadora; sobre su hombro derecho traía un gran bolso, presumiblemente de comprados pues era algo grande, adecuado para taol menester. La señora tenía un pie todavía dentro de la mentada máquina, cuando ésta comenzó a avanzar, dejando a la señora casi en el aire, yo al ver eso quise tontamente correr y procurar que no se cayera, pero mínimo que no lo logre por lo que la señora cayó con las manos y rodillas al suelo. Toda la gente al rededor solo vió y no hizo nada, solo yo una chera que iba pasando. La chera ayudo a levantarse a la señora y yo recogí una manta, una bolsa plástica y el teléfono celular que se le cayeron al suelo. Estaba yo de culumbrón (o sea con el torso en posición horizontal, mi cara buscando en el piso, y mis rodillas semi flexionadas para que mis manos alcanzaran el suelo) cuando un golpe me llevó al suelo… un microbus que iba pasando me había golpeado la cadera en el lado derecho… que bien verdad?

Historia de Terror #3

El lunes pasado me dirigía en mi bólido de plata a eso de las 5.10am con rumbo al gimnasio. Transitaba yo muy quitado de la pena por el carril derecho, como todo tráfico lento, cuando de repente uno de estos demonios al volante irrumpió en mi carril, soné el cláxon y aminoré la marcha. El maldito terminó de invadir mi carril y me crucé al carril del medio, aceleré para pasarle cuando de repente sentí un golpe en la parte trasera del lado derecho del carro, lo que me hizo medio perder el control y derrapar un par de metros pero mi fiel corcel no se awebó y recuperó el paso, pudiendo estabilizarse.

El maldito microbusero se metió a una callecita que esta bajo el nivel de la calle principal y de la cuál yo ya había perdido la entrada, no lo pude seguir ni ver quien era. Allí está mi pobre hijo todo abollado y yo sin pisto para comprarle un poco de plastilina para darle forma ni esmalte de uñas para pintarlo…

He allí mis historias de terror del transporte público. Aportaciones son más que bienvenidas en los comentarios.

Anuncios

Acerca de keyboardphd

* no pretendo ser gracioso, solo ameno * hablo rápido cuando me pongo nervioso * me tardo en contestar por el msn, pero siempre contesto * patológicamente condecendiente * victima de la pena ajena * pésimo recordando fechas * soy buenisimo escuchando (independientemente del hecho q me este kedando sordo) * trato de ser sincero, leer bien.. TRATO! * busko a Dios, a veces siento q me huye pero naaaaa... q hacer... igual PRAISE THE LORD! * me fascinan los carros y cualquier cosa que se mueva * tengo un chuchito q adoro y molesto en sobre manera * el aburrimiento no es una opcion * aficionado por los colores llamativos, las formas extranas y los movimientos estramboticos * no puedo ir al cine sin comer palomitas... es que si no, no siento que fui al cine * considero que la música calma a las bestias, empezando por mi. * no me gusta bailar, lo q no implica q no pueda, me podes invitar, pero lo voy a pnsar un buen rato. * mi madre de enseñó a ser educado, atento y servicial, no es que me salga de naturaleza realmente.... jeje =P * siempre he pensado que hay q vivir bajo una filosofía, aun sigo en la buskeda de una * creo fervientemente q la internet altera nuestras vidas, q los blog son una opcion de comunicacion, q todos deberiamos tener un sitio y q todo el mundo deberia revisar su correo x lo menos una vez al dia. keyboardphd@ :P

Un comentario »

  1. Maitsume dice:

    awwwwwwwwwwwwwww!!!!!!!!!!!!! noooooooooooo !!!!!!! q maaaaall!!!!!!!!
    nose porq pero talvez la “condicion machista” es la que t hace pasar por toooodas esas cosas..! jaja a mi nunca me ha pasado nada de eso jejeje
    pero q chistoso.. sorry pero si… da chisteee!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s